Facebook

LUNES 1 DE OCTUBRE: Segunda Sesión del Parlamento de las Mujeres

El lunes 1 de octubre, en el recinto de la Legislatura porteña (Perú 160), desde las 15 horas se realizará la segunda y última sesión de 2012 del Parlamento de las Mujeres.

María Elena Naddeo, presidenta de la Comisión de Mujer, Infancia, Adolescencia y Juventud, y María José Lubertino, presidenta de la Comisión Especial de Igualdad Real de Oportunidades y de Trato entre Mujeres y Varones de la Legislatura abrirán la sesión que promoverá un espacio de debate y participación, con el objetivo de agilizar la comunicación entre el Poder Legislativo y la sociedad civil e instalar una agenda parlamentaria y de políticas públicas que se oriente a eliminar toda forma de discriminación por cuestiones de género.

La sesión será presidida por las autoridades electas en la sesión del 28 de mayo. Se trata de Virginia Franganillo, Nueva Ciudadanía, presidenta; Fabiana Tuñez, La casa del encuentro, vicepresidenta; Martha Rosenberg, por el Foro por los Derechos Reproductivos, secretaria; Carolina Barone, de Mujeres como Vos, primera suplente y Graciela de Oto, de Suma veritas, segunda suplente.En esta sesión se votarán las propuestas ingresadas en la primera reunión, realizada el 28 de mayo pasado.

Esas propuestas fueron trabajadas y reelaboradas en conjunto por Ongs, autoridades del Parlamento y asesoras/es de las comisiones organizadoras en distintas instancias de participación. El Parlamento es producto de una resolución (27/2011) impulsada por la diputada María Elena Naddeo y votada por la Legislatura, que sistematiza la realización de al menos dos sesiones del Parlamento de las Mujeres al año. Este es el primer año que se realiza el Parlamento de las Mujeres, del que participan 59 organizaciones de la sociedad civil que tienen entre sus objetivos la perspectiva de género o la defensa de los derechos de las mujeres, y han recibido con entusiasmo este nuevo espacio donde expresar sus ideas, exigir el cumplimiento de leyes y proponer políticas.

Publicado en Novedades

Introducción: Los datos que figuran en el presente informe demuestran la importancia de la igualdad de género y la autonomía de la mujer. En América Latina, la pobreza aumentaría más de 10 puntos porcentuales en las zonas urbanas sin el trabajo remunerado de las mujeres. La violencia de género, además de constituir una violación de los derechos humanos, resta capacidades a las mujeres y sus familias en todos los ámbitos, mientras que el desconocimiento de sus derechos reproductivos las vuelve más vulnerables, especialmente en el caso de las mujeres pobres. Por último, la escasa representación, o incluso la ausencia, de las mujeres en la toma de decisiones impide que sus demandas figuren en la agenda pública.

Estos asuntos requieren la atención urgente por parte de los gobiernos. Desde la perspectiva específica del objetivo 3, es decir, en su calidad de fin en sí mismo y de meta instrumental para el logro de los demás objetivos, en el informe se revisan los avances logrados en la disminución de la pobreza que afecta a las mujeres, a la vez que se plantean algunas dimensiones imprescindibles para que alcancen su autonomía, esto es, una mayor capacidad y condiciones concretas que les permitan tomar libremente las decisiones que afectan a sus vidas (...)

Publicado en Archivo Documental

Fragmento: Tras de Beijing: Progreso dispar en un mundo desigual.

Diez años después de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer llevada a cabo en Beijing, una pregunta importante que muchas organizaciones de mujeres están planteándose en todo el mundo es: ¿Qué tanto se ha logrado en la última década? Para aquellas personas interesadas en la búsqueda de la igualdad de género les será difícil encontrar respuestas satisfactorias y que no sean ambiguas. 

Es evidente que ha habido algunas mejoras notables para las mujeres en dicho período: una mayor presencia entre los elegidos para el Congreso y en instituciones estatales; eliminación de algunas diferencias de género en la inscripción escolar primaria y, en menor medida, en secundaria; presencia más importante de las mujeres en el mercado laboral y en los flujos de trabajadores que cruzan las fronteras internacionales; así como menores tasas de fertilidad. 

Estos cambios en la vida de las mujeres están vinculados con las transformaciones sociales que acompañan al desarrollo económico, pero no son simplemente consecuencias del crecimiento de la economía. En muchos casos el cambio en la posición social de las mujeres ha sido fomentado o acelerado por las reformas del Estado y por los movimientos sociales. Los movimientos sociales de las mujeres, tanto nacionales como internacionales, aprovecharon el cambio que se dio en el contexto político de la década de 1990 para lograr avances en los derechos de las mujeres. Uno de los logros notables fue incluir en el centro de los debates mundiales y nacionales los problemas de derechos y salud sexual y reproductiva, la violencia contra las mujeres y la desigualdad de poder en las relaciones de género (...)

Publicado en Archivo Documental