Facebook

Buscar documentos:

PROGRAMA del 6º Encuentro del Observatorio de Género y Pobreza en Argentina:

“Género y desigualdades sociales en Argentina: Avances y dilemas en políticas públicas e investigación”

Fecha: 18 y 19 de noviembre de 2014. 

Lugar: Aula 212 de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA. Av. Córdoba 2122 – CABA.

Atención: DESCARGAR AQUÍ ABAJO LOS ARCHIVOS ADJUNTOS PARA VER EL PROGRAMA COMPLETO.

Publicado en Novedades

Continuando con las jornadas anuales que convocan a investigadores/as, equipos de investigación, funcionarios/as e integrantes de organizaciones sociales para analizar las "Perspectivas actuales de las desigualdades de género y pobreza en la Argentina”, el Observatorio de Género y Pobreza realizó su 4to Encuentro en Santiago del Estero en noviembre de 2011. Es importante destacar la brillante exposición de la conocida investigadora María del Carmen Feijoó que inició la jornada de debate y habló sobre  pobreza, género y políticas públicas.

En la oportunidad las organizadoras, integrantes del INDES (Instituto de Estudios para el Desarrollo Social) de la Facultad de Humanidades, Ciencias Sociales y Salud de la Universidad de Santiago del Estero y la Dirección de Género de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Santiago del Estero  grabaron un video que ponemos a disposición de quiénes quieran escucharlo.

Publicado en Novedades
Martes, 27 Agosto 2013 13:18

PRIORIZAR LA EQUIDAD

BOLETIN DE PROTECCIÓN SOCIAL DE CIPPEC Número 23/Agosto de 2013

Editorial

El rol de la evidencia en las políticas de protección social en América Latina

En los ámbitos académicos existe un reconocimiento indisputado sobre la relevancia de utilizar evidencia empírica rigurosamente obtenida para el diseño, para el monitoreo de la implementación, y para la evaluación de las políticas públicas. En el campo específico de las políticas de protección social, existen diversos grados de avance sobre el uso de evidencia en los distintos países de América Latina.

En el diseño de políticas de protección social, el uso de la evidencia contribuye a que se proyecten políticas mejor dirigidas a atender los principales problemas sociales identificados y, en caso que sea necesario, afinar la priorización de territorios o poblaciones. Una herramienta útil en este sentido, por ejemplo, han sido los Observatorios de Empleo y Producción. Estas herramientas contribuyen a brindar información sobre la oferta y la demanda laboral que luego puede ser utilizada para diseñar espacios de formación profesional o incentivos para las empresas u otras intervenciones que contribuyan a mejorar la empleabilidad de la población, los niveles y la calidad del empleo.

En la implementación de políticas de protección social, la evidencia cobra un rol central para monitorear que la intervención efectivamente vaya contribuyendo a sus objetivos. Los sistemas integrados de información social resultan fundamentales en este sentido, ya que al contar con información actualizada sobre la situación de las familias, resulta posible ir identificando potenciales cuellos de botella o déficits en la gestión que se pueden ir subsanando.

Finalmente, la evidencia resulta fundamental en la evaluación de las políticas de protección social. Por ejemplo, se han visto experiencias (como las de México y Brasil) en las que gracias a la rigurosidad de las evaluaciones de impacto de los programas de transferencia con corresponsabilidad, se ha logrado legitimar y blindar estas intervenciones.

En todo el ciclo de las políticas de protección social la información resulta fundamental para mejorar su desempeño. Para que esto sea posible, es clave contar con herramientas de gestión que faciliten el relevamiento, la lectura y la identificación de las implicancias de la evidencia que va surgiendo, y que ésta sea actualizada periódicamente.

El rol de la evidencia en las políticas de protección social puede ser potenciado (y a su vez potenciar) la función de planificación, que también ha tenido muy diversos grados de desarrollo en los países de la región y en muchos casos permanece una importante deuda pendiente.

Para suscribirse y/o enviar información para incluir en este boletín por favor envíe un e-mail a: infoproteccionsocial@cippec.org

Publicado en Novedades

5to ENCUENTRO - OBSERVATORIO de GÉNERO y POBREZA. "Género y desigualdades sociales en Argentina: Avances y dilemas en políticas públicas e investigaciones"
San Martín, 15 y 16 de Noviembre de 2012

El Observatorio realiza su 5° Encuentro con el objetivo de dar continuidad a las Jornadas anuales: "Género y desigualdades sociales en Argentina: Avances y dilemas en políticas públicas e investigaciones", se llevará a cabo en las instalaciones del Campus Miguelete de la UNSAM, en 25 de Mayo y Francia, San Martín, provincia de Buenos Aires, los días 15 y 16 de noviembre de 2012.

La actividad está coorganizada con la Maestría en Estudios de Familia de la Universidad Nacional de San Martín y el Instituto de Investigaciones Gino Germani de la Universidad de Buenos Aires. Como todos los años convocamos a investigadores/as y/o equipos de investigación de universidades a que expongan resultados finales y parciales de procesos de investigación o ensayos reflexivos. A continuación se informan los requisitos de las presentaciones y plazos, se requiere inscripción previa.

También se contará con la presentación de experiencias de programas y/o proyectos que se implementan en el nivel local del Gran Buenos Aires y están destinados a atender a las mujeres en situación de pobreza desde un enfoque de género.

Publicado en Novedades

Fragmento: El trabajo que a continuación se presenta se estructura en tres secciones.

En el capítulo I se describe el comportamiento del mercado laboral nacional en el marco de las transformaciones de las últimas dos décadas, período que es analizado desde los supuestos explicativos de la crisis del trabajo y su recuperación. Contexto que permite abordar la problemática central de este estudio a partir de la descripción de la calidad del empleo y la identificación de los factores de discriminación por género, raza y etnia.

En el capítulo II, se reconstruyen las acciones implementadas para facilitar la inclusión de ambos colectivos sociales en el ámbito laboral desde la esfera pública. Para finalizar en el III capítulo, en el cual se sintetizan las reflexiones sobre las debilidades y fortalezas que el escenario actual presenta como facilitador y promotor de buenas prácticas con relación a los objetivos de equidad de género y raza/etnia.

Publicado en Archivo Documental

Presentación: Al reconocer las desventajas actuales e históricas - fundadas en segmentación y discriminación de género y clase- que inciden en las oportunidades de formación e ingreso al mercado de trabajo de las mujeres y en particular de las mujeres pobres, el Programa de Fortalecimiento Institucional para la Formación Técnica y Profesional de Mujeres de Bajos Ingresos – Formujer -, planteó como un componente articulado a las políticas de formación el “diseño e implementación de estrategias compensatorias”.

El presente documento fundamenta y presenta las características principales de este componente, promoviendo la inclusión de este enfoque en el diseño e implementación de otros programas y proyectos sociales, de formación o empleo, con miras a favorecer la sustentabilidad de las acciones destinadas a población en situación de vulnerabilidad y a trabajar con los obstáculos que perpetúan su exclusión. 

Con este objetivo rescata y sistematiza la experiencia desarrollada por el Programa Formujer en distintas zonas de nuestro país, entre los años 2000 y 2004, desde instituciones que actúan en el campo de la formación para el trabajo y el desarrollo local y comunitario.

Publicado en Archivo Documental

Presentación: El Programa FORMUJER (Programa Regional de Fortalecimiento de la Formación Profesional y Técnica de Mujeres de Bajos Ingresos) es una iniciativa del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) conjuntamente con el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) y el Centro Interamericano de Investigación y Documentación sobre Formación Profesional (CINTERFOR) de la Organización internacional del Trabajo (OIT). Comenzó a implementarse en la región en el año 1998 y está cerrando su ejecución en Argentina en el presente año 2004. Los países implicados fueron Costa Rica, Bolivia y Argentina. En este país, el organismo co-ejecutor fue el Ministerio de Trabajo de la Nación, con competencias en el ámbito de las políticas públicas de formación profesional y con responsabilidades de definir, orientar y promover programas y acciones en la materia.

FORMUJER-Argentina se desarrolla entre los años 2000 y 2004 en un contexto socioeconómico e institucional caracterizado por la extensión del desempleo (15% 1999/20000; 25% 2002); el crecimiento y profundización de la pobreza (53% de la población) y la exclusión social; la vigencia desde la última década de políticas públicas que no consiguieron remover los desequilibrios y problemas del mercado de trabajo y que – priorizando la atención de la emergencia ocupacional- secundarizaron transformaciones más estratégicas y de largo plazo. En ese escenario la participación femenina en la población activa continúa creciendo al tiempo que se “masculiniza” la desocupación. Las mujeres y muy significativamente las pertenecientes a hogares de bajos ingresos salen al mercado de trabajo para complementarlos o aportarlos a partir del desempleo de los varones: en esos años la jefatura de hogar femenina trepa al 29%. En ese contexto persisten oportunidades y condiciones de acceso al empleo y a la formación diferenciales para ambos sexos, muchas de las cuales siguen vinculados a aspectos tales como la división sexual del trabajo dentro y fuera del hogar, el control de los recursos, la disponibilidad y el acceso a bienes y servicios que sustituyen o complementan las actividades domésticas.

Publicado en Archivo Documental

Presentación: La adopción del enfoque de competencias laborales en la formación para el trabajo y del enfoque de género como perspectiva y metodología de análisis de las relaciones sociales contribuyen al mejoramiento de la empleabilidad ya que:

- Desde ambos enfoques se centra la mirada en un sujeto situado dentro de una realidad social que lo condiciona, pero que está en capacidad de transformar a partir de aprendizajes y estrategias personales y colectivas.
- Ambos promueven la consideración y valoración de la diversidad como un atributo de los sujetos y de la realidad, que enriquece y dinamiza las relaciones sociales, que posibilita y favorece intercambios y aprendizajes. Reconocen y aprovechan distintos espacios de aprendizaje y producción de saberes; facilitan la construcción de recorridos personales adecuados a intereses diversos y a entornos de referencia también variados; 
- Ambos parten del reconocimiento integral de un sujeto que se vale de capacidades y vivencias; de conocimientos, sentimientos y valores que nutren tanto su dimensión física como intelectual, y social.

Al mismo tiempo, abordar la problemática de la empleabilidad supone una transferencia de poder a las personas para desenvolverse con mayor autonomía en el mercado de trabajo. Este proceso de fortalecimiento supone el acceso a un conjunto de recursos:

-Información sobre el mundo productivo (demandas de empleo, segmentación por género de la demanda, derechos y responsabilidades laborales, características de los empleos dependientes e independientes, actores relevantes del mundo del trabajo, etc.)
-Información sobre ofertas de formación (pertinencia de las ofertas respecto de la demanda y de la oferta, sesgos de género de las ofertas formativas, tiempos y recursos requeridos, etc.) 
-Orientación para la formación y el trabajo
-Formación en perfiles ocupacionales con posibilidades de inserción
-Estrategias de apoyo para la formación y el trabajo

En este marco, la orientación y la formación no son suficientes por sí mismas para el mejoramiento de la empleabilidad, sino que necesitan ser articuladas en el proceso de construcción de un proyecto ocupacional en el que las personas definan sus metas en materia de formación y trabajo. 

El proyecto ocupacional se constituye así el eje articulador de:

- las acciones de orientación ocupacional que contribuirán a la elección de los trayectos formativos
- las acciones de formación
- el diálogo con los actores del mundo del trabajo y de la comunidad para mejorar las oportunidades de inserción de las mujeres, que deberá tener como referencia las aspiraciones y potencialidades de los proyectos ocupacionales de la población beneficiaria
- las estrategias para facilitar el acceso y la permanencia de las mujeres en la formación que deberán definirse a partir de las limitaciones y obstáculos identificados por ellas a la hora de hacer un balance inicial. 

El documento que presentamos tiene como objetivos:

- recortar la problemática de la empleabilidad y de la ciudadanía desde la perspectiva de género y su relación con un proceso de construcción de un proyecto ocupacional.
- plantear la articulación de las acciones de orientación y formación en el proceso de construcción del proyecto.
- articular la construcción del proyecto ocupacional al desarrollo de competencias clave (básicas y transversales) tanto en la orientación como en la formación.

El documento se propone “organizar” la integración de los distintos productos y estrategias, que el Programa habrá de desarrollar y revisar, como un conjunto de herramientas para acompañar desde las instituciones la construcción de proyectos ocupacionales.

Publicado en Archivo Documental

Introducción: El año 2008 ha marcado un punto de inflexión sustantivo en la evolución de la economía mundial. La caída continua y profunda de las principales bolsas de valores mundiales, junto con el hundimiento de algunos de los mayores agentes del mercado financiero internacional, derivado de la llamada “crisis sub-prime”3, puede entenderse como el punto máximo de manifestación de una nueva crisis de acumulación del sistema económico mundial. El nivel de interrelación de las economías nacionales y regionales, como consecuencia de un estadio avanzado del proceso de globalización, implicó que la crisis alcanzara, con intensidades diferentes, y particularidades específicas, a todos los países. No es objetivo de este trabajo analizar las razones sistémicas que llevaron a esta situación4, sino que tomando como un dato la crisis mundial, se propone analizar sus implicancias específicas para la economía argentina, y en particular, para el empleo y el trabajo de las mujeres.

El dato de la crisis mundial se sintetiza en: i) la variación negativa de los PBI de las economías más grandes del mundo; ii) la reducción de los flujos de comercio internacional; iii) la reducción de los flujos de inversión extranjera directa; iv) la disminución de las opciones de crédito disponibles; v) como consecuencia de todo lo anterior, previsiones pesimistas sobre la recuperación y expansión de la economía mundial en el mediano plazo. Aún cuando la crisis se haya manifestado primeramente en las economías centrales, las variables mencionadas operan como mecanismos de transmisión hacia el resto de las economías del mundo.

Por lo mismo, es de prever que con un rezago todavía incierto, la crisis impacte en Argentina, afectando el flujo de su comercio exterior, el nivel de actividad de la economía, y como consecuencia de lo anterior, el nivel y las condiciones de empleo. Tal como ha sido la experiencia en anteriores episodios de retracción e inestabilidad económica, es de esperar que el mayor impacto relativo recaiga sobre los sectores más vulnerables del empleo, donde las mujeres continúan estando sobre-representadas. 

Por todo lo anterior, la posibilidad de contar con un diagnóstico aproximado de cuáles pueden ser las implicancias potenciales de este proceso de crisis global (algunos de los cuales pueden comenzar a vislumbrarse en la evidencia disponible), puede contribuir a ajustar los mecanismos de política pública implementados como respuesta. En este sentido, es que se pretende contribuir con el presente trabajo. 

El mismo se organiza de la siguiente forma. En la sección 2, se repasan los aspectos principales de la crisis global que pueden potencialmente impactar sobre la economía argentina, y sus mecanismos de transmisión. Asimismo se resaltan los aspectos del contexto macroeconómico, que establecen diferencias entre la presente crisis y la sufrida por la economía argentina en 2001-2002, lo que a su vez permite administrar de manera diferente tanto los impactos como las políticas públicas que se implementan en respuesta.

En la sección 3, el análisis se concentra en el impacto de la crisis sobre el mercado laboral, y sobre el empleo y trabajo de las mujeres, partiendo de la sistematización del aprendizaje obtenido de fluctuaciones macroeconómicas anteriores, así como del contexto particular de la participación femenina en el mercado laboral en el cual la crisis opera.

En la sección 4, se focaliza el análisis en la situación laboral de las mujeres en el momento de manifestación de la crisis, y se identifican los potenciales impactos de la misma.

En la sección 5, se revisan las acciones de política pública implementadas, con el objetivo explícito de prevenir o atender, los impactos potenciales de la crisis, y sus implicancias para el empleo y el trabajo de las mujeres.

El trabajo se cierra con una sección de síntesis, conclusiones y recomendaciones.

Publicado en Archivo Documental

Resumen: Qué es la pobreza, cómo medirla y cómo enfrentarla son las tres preguntas que este documento responde apoyándose en el andamiaje teórico de los estudios de género. Armonizar las políticas de crecimiento económico, equidad social e igualdad de género aparecen como un desafío impostergable. 

La pobreza como resultado de relaciones de poder que afectan de manera diferenciada a hombres y mujeres en primer lugar, pero también a indígenas y afrodescendientes, adultos mayores y habitantes de algunos territorios han llevado a ratificar la multidimensionalidad del fenómeno, las virtudes y limitaciones de las formas tradicionales de medirla, llamando la atención sobre dimensiones específicas que explican las desventajas de las mujeres: la invisibilidad del trabajo doméstico no remunerado, la pobreza de tiempo asociada a éste; la discriminación laboral y salarial contra las mujeres; la relevancia de los estudios sobre la familia desde una perspectiva de género y los desafíos para las políticas públicas.

Para evitar sesgos discriminatorios se plantea que es necesario desarrollar la autonomía económica de las mujeres y fomentar la conciliación de la vida privada con la doméstica alentando el ingreso masivo de los hombres a la esfera del cuidado.

Publicado en Archivo Documental
Página 1 de 3

Últimas noticias del Observatorio: